Viajar a Marrakech en invierno, 4 días descubriendo sus secretos.

Actualizado el 10 enero, 2020 por Marta

Patio del Museo Marrakech. Viajeros Viajes Bidtravel
Viajar es Vivir

¡Hola! Soy Vanesa, y como asesora de viajes que soy ¡me encanta viajar! y esta vez tocó Marrakech 🙂.
Siempre me gusta hacer una escapada corta de unos 4 días, o bien a finales de año o bien a principios; este año nos decidimos por viajar a Marrakech en invierno.

¿Cómo es el tiempo en Marrakech en invierno?

La temperatura media de Marrakech en invierno es de unos 13 grados. En diciembre, la máxima ronda los 21 grados. Y la mínima los 7 grados. Es un clima seco y muy poco lluvioso.

Yo tuve suerte y me hizo muy buen tiempo. Iba en manga corta todo el día. ¡Incluso tomamos el sol en la piscina!

Aunque a primera hora, y al caer el sol, refrescaba y hacía viento, así que hacía falta manga larga, pero sin exagerar, ni guantes ni bufanda. Solo una chaqueta.

Cómo llegar a Marrakech desde Asturias

Salimos desde Santander. Este aeropuerto está cerquita para los asturianos y parece que para una escapada corta, da un poco de pereza ir hasta Madrid a coger el vuelo.

A la llegada a Marrakech, se pasa el control de policía donde ponen el sello de entrada en el país.

Consejos para la llegada al aeropuerto de Marrakech

No olvides llevar un bolígrafo. Hay que rellenar un formulario de inmigración a la llegada. Si llevas un boli, así aprovechas la cola para rellenarlo y ganar tiempo.

El aeropuerto de Marrakech tiene wifi. Si quieres enviar un whatsapp a la familia para decir que has llegado bien, enciende el wifi y conéctate. ¡Es gratis!

Encontrar al conductor en el aeropuerto

En Marrakech, por seguridad, los conductores esperan fuera del aeropuerto. Hay que salir físicamente de la terminal. Así que salimos y allí ya nos estaba esperando nuestro conductor con un cartelito con mi nombre. Hay muchos conductores esperando, hay que fijarse un poco para ver cuál es el tuyo.

Llegando al hotel

Nuestro circuito incluía media pensión, es decir desayuno y cena.

En nuestro caso el horario del cierre del comedor era a las 22.30horas, con lo cual tuvimos tiempo de sobra para poder cenar en el hotel. Cenamos y a la cama pronto que al día siguiente nos esperaban para hacer una visita guiada

Ya de día, pude apreciar los colores y la vida de la ciudad. Nos vinieron a buscar al hotel, un autocar moderno, con su aire acondicionado y en cada asiento un puerto usb para cargar el móvil.

Las visitas que hicimos en Marrakech

Jardines de Menara

Primera parada Jardines de Menara, como primera toma de contacto. Ya estaba con ganas de seguir conociendo más, porque me gustó mucho. Si tenéis suerte y no hay calima, podéis ver el Atlas a lo lejos.

Jardines de Menara. Marrakech
Da gusto viajar y tener fotos con cielos azules y despejados 🙂

Palacio de la Bahía

Vuelta al autocar, siguiente parada Palacio de la Bahía. Nosotros llegamos a la hora justa, antes de que empezaran a llegar todos los grupos, al principio pudimos disfrutar del palacio tranquilamente, pero luego, ya se llenó de turistas.

Si vais sin entradas, es uno de los lugares donde más cola he visto, así que es recomendable que vayan con tiempo y a ser posible a primera hora de la mañana.

El día era soleado y con sol, el patio se ve precioso, ese sol que da vida a esos colores verdes y azules de ese hermoso patio.

Cada estancia, cada habitación, ese detalle de los techos, de las puertas, un largo etcétera que como siempre digo, mejor verlo que contarlo

Interior del Palacio de la Bahía. Marrakech
El nivel de detalle es impresionante

Las fotos son mías, no soy muy buena fotógrafa, pero lo intento jeje 😉📸

Terminada esta visita, nos fuimos a una herboristería. Nos iban a hacer una demostración de los productos típicos de Marrakech. Yo me hubiera llevado media tienda. Compré unas cremas que luego no encontré en los puestecitos. Se puede pagar con tarjeta, con dírhams e incluso en euros, yo pagué en euros.

Mezquita Kutubia y Plaza Fna

Después de las primeras compras continuamos la visita, esta vez nos toca visitar a la hermana pequeña de la Giralda, la Mezquita Kutubía. A continuación nos llevaron hasta la Plaza Fna donde terminaba así nuestro medio día de excursión guiada, muchas gracias a Abdul (el guía) que hizo muy amena y entretenida la visita.

Qué decir de la plaza. Por la mañana se ve con algo de movimiento, pero al atardecer el movimiento es brutal. Eso sí, foto que hagas de las serpientes, o de los monos, ya te piden dinero.

Aquí podéis cambiar dinero, en la misma plaza, no sé si se ve bien en la foto, pero ese cartelito al fondo de color rojo a la derecha, pues ahí hay una casa de cambios. El cambio está mejor que en el aeropuerto, así que si quieres cambiar algo en el aeropuerto lo cambiáis, pero el resto os recomiendo hacerlo en la ciudad.

La foto es de día, aquí no se aprecia la vida que hay cuando cae el sol.

Plaza Fna. Marrakech
Una de las plazas más bulliciosas del mundo

¿Qué comer en Marrakech?

Llegado a este punto y siendo la hora de la comida, nos pusimos a dar vueltas y buscar un sitio dónde comer.

¡Nos metimos en el Zoco y entre tanta callejuela encontramos un restaurante que estaba lleno y había cola!, así que nos decidimos y nos quedamos allí, qué rico todo, el Cuscus, el Tajin, las Pizzas, todo super rico.  

¡No llevo comisión, ni nada ehhh!! Jeje 🤣

Restaurante Recomendado

Se llama Cantine des Gazelles y  en el mantel os viene la clave del WIFI.

Para los vegetarianos, muy cerquita de aquí, hay un restaurante vegetariano

Pizza Marroquí
Deliciosa Pizza marroquí
Tajin marroquí
Tajin marroquí
Té moruno
Té moruno, imprescindible probarlo. Seguro que repetirás

Ya con la tripa llena y para bajar un poco las pizzas y el tajin, nos dedicamos a perdernos por el Zoco y comprar regalinos que íbamos a llevar a la familia.

Armaos de paciencia y regatear, que siempre hay que regatear. Y así se nos pasó la tarde, volando, de paseo por el zoco, ¡y yo encantada! 🙂.

Vuelta a la plaza Fna ¡es mejor verla a partir del atardecer!

¡Cae el sol y nos salimos del zoco para ver la vida de la plaza del FNA en plena salsa!!! Te puedes pasar un buen rato allí viendo la vida nocturna que tiene la plaza. Recomendable esperar siempre a la caída del sol, es cuando más vida tiene la plaza

 Y allí mismo tomamos un taxi para ir de vuelta al hotel. Lo mismo que en el zoco, antes de subir al taxi, regatear el precio, que empiezan con 100 dirhams y al final lo haces por 30.

Más visitas por Marrakech

A la mañana siguiente aprovechamos bien el día, nos levantamos tempranito para empezar a hacer las visitas. A las puertas de los hoteles siempre hay 1 ó 2 taxis, esperando a los turistas, así que no se preocupen que allí siempre encuentran modo de transporte.

Las Tumbas Saadíes

Lo primero que hicimos fue visitar las tumbas Saadíes. A mí personalmente me encantaron. Las tumbas de los hombres, es preciosa, ese color blanco hace que aún destaquen más

Tuvimos suerte, porque llegamos temprano y estaba medio vacío, un poco más tarde comenzaron a llegar los grupos y ya había mucha más gente.

Tumbas Saadíes
Tumbas Saadíes
Exterior Tumbas Saadíes
Exterior Tumbas Saadíes

Palacio el Badi

Tras la visita de las tumbas, pusimos rumbo al Palacio el Badi, está cerquita y se puede ir caminando perfectamente.

Es un recinto muy grande, había mucha gente, pero al ser tan grande no parece que haya multitud.

En una de las salas, tienen un video explicativo, el video es en inglés y en español, esperen al idioma español, así pueden entender bien la explicación y ver una simulación de cómo era el palacio en su época.

Palacio El Badi
Palacio El Badi
Palacio El Badi
Palacio El Badi

Tras la visita y ya pasado el tiempo, decidimos hacer una parada a refrescarnos y tomar algo antes de irnos a comer y así continuar la visita con energías.

Jardines de Majorelle

Una vez terminada la comida, tomamos un taxi destino los jardines de Majorelle. Grata sorpresa en una zona tan árida ver tanto espacio verde y tan sumamente cuidado. Es todo lo contrario al centro de la ciudad. Aquí se respira tranquilidad, lo contrario del centro, además en los días calurosos se agradece mucho la visita. La zona en la que está, es la zona nueva y se nota, esa calle donde está el palacio tiene muy buen ambiente, ideal para un pequeño descanso en una de las terracitas.

La entrada son 70 dirhmas, pero desde taquilla y por un poco más pueden visitar también el museo bereber.

  Jardín Majorelle
Jardín Majorelle
Jardín Majorelle
Jardín Majorelle

Terminada la visita, decidimos regresar al hotel, para descansar y darnos un chapuzón antes que el sol cayera por completo, y se acabó el día.

Despidiéndonos de Marrakech. Últimas visitas

Amanece en la ciudad de Marruecos, es nuestro último día, y tenemos el vuelo con salida a la tarde, aprovechamos las últimas horas.

Decidimos hacer la última visita, pero hemos tenido mala suerte y la madrasa de Ben Youssef estaba en obras y hasta mediados del 2020 no tiene prevista su apertura, así que para no desaprovechar el día decidimos entrar en el museo de Marrakech. Se ve muy bien, es pequeñito y tiene muy poquita gente. Es muy llamativo el patio del museo.

Foto de Vanesa en el museo de Marrakech
Yo misma en el patio del Museo de Marrakech, donde aparezco también al principio

Y ya con pena nos despedimos de Marrakech, de sus colores y de sus gentes. Gente amable que siempre está dispuesta a ayudarte 🥰 … ¡Hasta pronto Marrakech!.

¿Próximo destino? Quizás Japón (¡ojalá 🙏😉)

Y me despido ya, aconsejándoos de corazón viajar a Marruecos, seguro regresaréis encantados.
Cualquier duda o consulta que tengáis la resolveré encantada amigos viajeros.

Y tú, ¿has estado? ¿tienes planes de viajar? ¡Cuéntame!

Y si te gustó mi redacción, deja un mensaje en comentarios.


www.bidtravel.es